Haz crecer tu autoconfianza

Haz crecer tu autoconfianza

Conseguir autoconfianza 

Muchas personas no asumen más retos porque dudan se sí mismas, y sienten miedos que no saben cómo vencer. Este sentimiento puede hacer que un cliente no compre tu producto por su propio miedo a no ser capaz luego de sacarle todo el partido posible, o que un comercial no aspire a cerrar acuerdos con grandes cuentas con necesidades fuera de su zona de confort. Cambiando tu forma de pensar en sólo unos momentos lograrás pasar de no crecer a crecer adquriendo la capacidad para conseguir que tu futuro sea más grande que tu pasado.

La autoconfianza es un estado mental que se alcanza tras un proceso de aprendizaje que te lleva a creer en ti mismo y en tus capacidades, que puedes aprender a construir o hacer crecer para abordar retos cada vez más ambiciosos. Sin ella te asaltan las dudas, inseguridades y las excusas se apoderan de nosotros, llevándonos a permanecer inactivos y a aplazar nuestros objetivos.

Diferencias entre personas con o sin Auto-confianza

El proceso de las 4 C´s para construir autoconfianza (de Dan Sullivan)

Para emprender un proceso de mejora permanente debes estar dispuesto a atravesar repetidamente 4 períodos que condicen al éxito.

El punto de partida del ciclo que lleva a la autoconfianza es identificar un PROPOSITO que constituya una palanca muy poderosa como incentivo para cambiar tu situación actual y moverte a a la acción. Pueden ser tanto un DOLOR o miedo natural como un DESEO de alcanzar una visión de futuro u oportunidad que realmente te fascina.

  1. COMPROMISO: El primer paso debe ser tomar la decisión de adoptar un profundo compromiso a realizar todas las acciones necesarias para vencer un miedo o alcanzar un deseo. Es necesario atreverse a cambiar y elaborar un plan dejando atrás las dudas y entregarte a la intención de alcanzar el objetivo que te hará crecer. Cuanto mayor sea el compromiso y la motivación, más fácil será encontrar tiempo para practicar tantos intentos como sean necesarios, haciendo más fáciles los siguientes pasos necesarios.
  2. CORAJE: El cerebro tiende a optar por lo fácil y dejar lo que le resulta difícil, así que cuesta adoptar la valentía necesaria para avanzar cuando nos surge una gran frustración, incredulidad e incertidumbre para seguir adelante hasta dominar los procesos, sin abandonar el objetivo demasiado pronto por no lograrlo aún. Hay que cruzar el «puente de la incomodidad» que une la situación actual con la ideal, y ello significa sentir momentos de miedo, inseguridad e incertidumbre. La clave para construir la confianza es estar pensar en positivo y con optimismo, abierto a aprender de las experiencias para perseverar hasta la siguiente etapa, en lugar de escuchar a tus miedos. Procura no confundir los dolores que llevan al crecimiento con fracasos, cuando en realidad son pequeños aprendizajes que te llevarán al éxito en tu crecimiento personal.
  3. CAPACIDAD:  La capacidad de innovación se desarrolla más realizando acciones que llevan a conseguir resultados parciales tangibles, que con los conocimientos. Con ellas vives experiencias en las que desarrollas nuevas aptitudes, habilidades y competencias que permiten progresar, superarte y mejorar los resultados si consigues perseverar hasta que se conviertan en hábitos. No te compares con otras personas sino que para motivarte debes valorar tu progreso respecto a cómo eras hace poco tiempo.
  4. CONFIANZA EN TI MISMO: Al evidenciar que has adquirido nuevas capacidades y tener los primeros resultados, surge una sólida creencia en que es posible lograr el objetivo inicial y se facilita asumir riesgos, compromisos y oportunidades mayores.

La confianza se consigue con la preparación. 

La confianza puede ser víctima de un círculo vicioso, ya que la preparación es el secreto de la confianza → Los que confían en sí mismo no se rinden → Los que no se rinden ganan → Los que ganan, ganan confianza  → Los que confían en sí mismos invierten y se preparan.

No trates de lograr demasiado a la vez, y divide las tareas complejas en fragmentos más pequeños y manejables. Si tienes paciencia y perseverancia, tendrás un tú mucho más confiado a tan sólo a unos pasos de distancia.

Ciclo de para generar más autoconfianza

Una mentalidad de crecimiento

Tu actitud y mentalidad son muy importantes para mejorar tus resultados. Para crecer en ventas en fundamental adoptar mentalidad de crecimiento hacia el éxito, que te permita aprender constantemente de tus experiencias con clientes, sin miedo a equivocarte si ello puede enriquecerte como persona.

Estas son las principales diferencias entre quienes adoptan una mentalidad de crecimiento y quienes se limitan a lo que ya saben sin ver posible aspirar a mejorar: