Normas de higiene del personal:

Todo el personal de un establecimiento de hostelería deberá mantener unas mínimas normas de imagen a higiene en el trabajo:

Persona:

  • Pelo corto o recogido en una cola o moño.
  • Manos y uñas muy limpias en todo momento.
  • Bien afeitado, o con el bigote o barba bien cuidados.
  • Higiene dental adecuada
  • Utilizar desodorante.
  • Las colonias, perfumes y desodorantes deben tener aromas muy suaves.
  • Minimizar los complementos como relojes, pulseras, o pendientes (como mucho algo discreto)
  • Maquillaje ligero y discreto si se lleva.
  • Si fumas, lávate las manos con jabón abundante cada vez que termines de fumar.

Ropa:

  • El uniforme deberá permanecer limpio y sin arrugas ni manchas y bien colocado en todas sus partes.
  • Si se permite utilizar ropa de calle en lugar de uniforme, hay que vestir ropas sencillas, discretas limpias y en buen estado.
  • Si durante un servicio te manchas, esa prenda debe sustituirse por otra limpia.

 

Normas de higiene durante el servicio:

Por razones sanitarias es importante que apliques las siguientes 5 reglas:

  • Mantén tus manos y uñas limpias en todo momento.
  • Nunca toques los bordes de los vasos o tazas que luego el cliente se introducirá en la boca. Sostenlos por la base, el cuerpo o los tallos de las copas de vino. Asegúrate de que los vasos no tengan huellas de dedazos marcados antes de colocarlos sobre la mesa
  • Toca los cubiertos sólo por el mango.
  • Mantén tus dedos en el borde del plato en vez de tocar su círculo interior o la misma comida.
  • No tomes los saleros o pimenteros por arriba.
  • No pongas tus manos sobre el pico de una botella de vino mientras sacas el corcho.
  • Nunca sirvas nada que parezca espeluznante, ¡mira el plato antes de servirlo!

 

Normas de higiene del local:

Para retirar los ceniceros cada vez que sea necesario, se procederá de la siguiente forma:

  1. Se coloca el cenicero limpio, boca abajo, encima del sucio, haciendo de tapadera para que la ceniza no pueda esparcirse con el aire.
  2. Se toman los dos ceniceros.
  3. Se pone el cenicero sucio en la mano izquierda y/o en la bandeja, si son varios los que hay para cambiar.
  4. Se coloca el limpio sobre la mesa en el lugar que ocupaba el sucio.

Tanto la sala como la terraza de un restaurante o bar deben transmitir imagen de limpieza en todo momento, para que el cliente pueda CONFIAR en que la limpieza es importante para el equipo del local, y en consecuencia también estará igual de limpia la cocina donde se preparan sus alimentos, que no se ve fácilmente.

Quizás conozcas el refrán: “la mujer del César no solo debe ser honesta; sino también parecerlo”, pues del mismo modo, no sólo deben mantenerse limpios todos los rincones del local, sino que además hay que demostrar a los clientes la preocupación por preservar la limpieza. Ten en cuenta que especialmente las personas maniáticas se sienten muy incómodas en medio del desorden; no lo soportan.

El suelo debe mantenerse siempre limpio:

Si durante el servicio cae al suelo un plato, u objetos de cristal, debe limpiarse de inmediato, tomado las precauciones necesarias para que nadie pueda resvalar ni hacerse daño con los cristales rotos mientras que se va a buscar el material para retirarlo.

Las servilletas y sobrecillos acumuladas en el suelo transmiten sensación de local descuidado y sucio, por lo que hay que evitarlas. No las podemos eliminar porque el cliente las necesita, así que no hay más remedio que barrerlas con cierta periodicidad, o sustituirlos por opciones que no vuelen fácilmente:

  • servilletas de tela en lugar de las de papel en zig-zag
  • cambiar los sobres de azúcar o sacarina por dispensadores de «salida única»

Si la terraza es grande y no hay personal suficiente como para barrer cada 30 minutos, podemos sustituir las servilletas de papel por otras de tela, que no se necesiten en la sala, como solución para días ventosos ya que no se volarán con tanta facilidad.

En algunas locales situados en un paseo marítimo, además hay riesgo de que estos papeles terminen esparcidos por la playa, por lo que existen ordenanzas que responsabilizan a los responsables del bar, restaurante o chiringuito de recogerlos inmediatamente que caigan al suelo para que no lleguen a esparcirse.

Debes barrer inmediatamente cualquier servilleta de papel que caiga al suelo del local o su terraza, y regularmente si hace viento, ya que quedan muy feas y dan aspecto sucio al local.

No devuelvas al cliente nada que caiga al suelo, y tráele otra servilleta, cuchara, menú, salsa de soja, o lo que sea. No riñas al cliente por el hecho que le haya caído algo al suelo.

Si cayó al suelo un objeto personal del cliente desde el respaldo fue un bolso, devuélveselo inmediatamente para que no se estropee.  

Si el objeto personal que hubiera caído fuera su chaqueta que dejó en el respaldo de la silla, devuélvesela amablemente y a su vez ofrécele dejarla en una percha del restaurante para que no vuelva a caer. Nunca alejar del cliente su bolso.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.